Frigoríficos: Avisan que el 1° de marzo el que no tenga cajas negras no podrá operar

Si algo bueno tiene el Ministerio de Agroindustria para mostrar sobre su gestión es la política respecto del control comercial, que arrancó en sector de la carne vacuna con más fuerza pero que poco a poco está extendiéndose a diferentes producciones.

En rigor, la foto que ilustra esta nota es representativa. Decidido a arrancar el año mostrando gestión, el ministro Luis MIguel Etchevehere eligió mostrarse en el frigorífico Ciaber (Compañia Bernal, el ex Finexcor), donde se realiza una de las pruebas piloto para montar los dispositivos de control electrónico de la faena. Lo acompaña el titular de la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (Succa), Marcelo Rossi.

Una de las medidas tomadas por la Succa y que en poco tiempo entra en vigencia en forma plena es la implementación de estas “cajas negras” en las playas de faena de los frigoríficos bovinos. Se espera que esos dispositivos ayudarán a evitar la faena en negro y a blanquear el verdadero peso de los animales.

Por ahora se siguen haciendo las pruebas piloto: la colocación arrancó sobre todo en las firmas más grandes. Una de las que puso en marcha el sistema es el frigorífico Ciaber. En ocasión de su visita a esa planta Etchevehere afirmó que el Banco Nación “ofrecerá financiamiento para la instalación de los dispositivos” al resto de las plantas de faena.

La apuesta es importante, se trata de controlar a centenares de frigoríficos, a una faena atomizada y repartida en un territorio muy amplio.

En Agroindustria dicen que cinco frigoríficos ya compraron los equipos. En Mattievich, uno de los grupos con más plantas del país, ya colocaron cuatro.

También hay otros grandes faenadores que comenzaron la instalación y 37 más con presupuesto solicitado a algunos de los tres proveedores autorizados a proveer la tecnología y el servicio. Se trata de las firmas PC Centro, Moretti, Sipel, y están por aprobarse otras dos: Isikawa (japonesa) y Fullcrum.

La colocación de estos dispositivos tiene fecha tope el 1° de marzo. Los que no los tengan instalados no podrán seguir operando, avisan desde la SUCCA.

Su costo no es alto, según versiones de empresarios del rubro ronda los 10 mil dólares, pero el beneficio será mayor para el funcionamiento de la cadena. Con las cajas negras se evitará la faena en negro y se sabrá en forma inmediata si hay inconsistencias en la faena. Por caso, se impedirá la faena de animales con menos de 300 kilos que de acuerdo a los que comentan operadores del sector es una práctica habitual.

 

FUENTE: BICHOS DE CAMPO- bichosdecampo.com- 12/01/2018

Languages