Sana envidia de los productores de carne

Miremos el bosque, y no el árbol, solamente. Eso dice esa suerte de axioma que en verdad, nos debería llevar a poder identificar cuáles son los árboles que nos tapan la visión del bosque completo, para dejar de tener esa sana envidia como chaqueños, a otras provincias cuyos productores ganaderos tienen el privilegio de poder exportar carnes.
El informe que Julio Calzada y Raul Milano hicieron para la Bolsa de Comercio de Rosario no tiene desperdicio. Bajo el título: “¿Cómo pueden crecer las exportaciones y producción de carne vacuna en Argentina en los próximos 10 años?”, los autores afirman que Argentina tiene un gran futuro en la ganadería vacuna.
 
Analizar los árboles
 
Ayer, le preguntamos a varios dirigentes ruralistas del Chaco acerca de las posibilidades ciertas que se tienen de contar con un frigorífico exportador en el Chaco. Alguien dijo, “Seguramente El Toba debe demandar una gran inversión”, en tanto que otros dijeron en forma categórica que “el frigorífico ruso no existe, no va a venir, a pesar de las inversiones que hicieron en la compra de equipos”.
 
Pero, ¿por qué los dueños de frigoríficos locales no se animan a emprender un frigorífico exportador? Hay razones que merecen ser escuchadas, sobre todo de los que tienen sus plantas en el interior chaqueño: No hay agua suficiente, por el momento. Se necesitan entre 1.000 y 1.500 litros de agua por cabeza. Un frigorífico en el interior faena un promedio de 1.200 cabezas mensuales, y eso implicaría 1.8 millones de litros de agua para las cuatro semanas.
 
La inversión de una planta con estas características implica unos de 15 millones de pesos, monto que dicen los empresarios no sería tan difícil de obtener mediante financiamiento internacional, pero la cuestión es que el éxito de toda esa inversión, está sujeta a la política de comercio que cada gobierno emplea en la Argentina, y aun no se sabe a ciencia cierta qué pasará en el año electoral de 2019.
 
Otro problema con esto, es que en el interior del Chaco no hay un gran mercado a donde volcar la faena si no se logra exportarla.
 
También debe pensarse en la logística en el supuesto acuerdo con el mercado chino o europeo, ya que hoy las estaciones de servicios tienen problemas de abastecimiento por la baja del nivel del rio Paraná.
 
Es decir, los arboles a analizar son varios, y por eso es mejor tenerlos en cuenta en primera instancia antes de pensar o formalizar una opinión respecto a por qué no tenemos un frigorífico exportador en el Chaco.
 
Sin embargo, si de algo hay que estar conscientes es que no podemos perder la oportunidad de cambiar la producción, es decir, la matriz ganadera, siendo una provincia que tiene todo para desarrollar una ganadería integrada con la agricultura cerrando el ciclo y dando valor agregado, generando una economía circular o integrada 360°, permitiendo generar inversión y puestos de trabajo potenciando a las Pymes.
 
Crecimiento del 180%
 
Detallan que según estimaciones que realizaron con y el Mercado Ganadero ROSGAN, las exportaciones argentinas de carne bovina podrían crecer cerca de un 180% en 10 años, lo que implica una excelente tasa de crecimiento anual del 11%. Son valores realmente relevantes.
 
La producción de carne vacuna en Argentina al 2027 podría alcanzar las 3,6 millones de toneladas con un crecimiento en 10 años del 29% en dicho período. China puede convertirse en el tractor de las ventas de carnes argentinas al exterior.
 
 
Producir y exportar
 
Argentina –dice el informe de la BCR– tiene enormes posibilidades de hacer crecer la ganadería vacuna en los próximos años, tanto en producción como en exportaciones. Esto surge de informes de perspectivas de largo plazo emitidos por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (OCDE-FAO).
 
¿Cómo podrían crecer las exportaciones argentinas de carne bovina a 10 años (2027)? Habría un crecimiento muy importante. Según estimaciones de la BCR/ROSGAN, las exportaciones podrían crecer 180% en 10 años, lo que implica una excelente tasa de crecimiento anual del 11%. Son valores realmente relevantes.
 
 
El Toba no pidió dinero
 
El ministro de la Producción Marcelo Repetto comentó en diálogo con NORTE RURAL que los inversores del ex frigorífico  “El Toba”, no solicitaron dinero al gobernador Domingo Peppo, sino que en la reunión que mantuvieron presentaron un proyecto que apunta a reactivar la planta.
 
Contó que desde la empresa pusieron de manifiesto una propuesta formal donde expresaron su voluntad para poner recursos propios de la misma en la reactivación del frigorífico.
 
“Naturalmente con lo que pasa hoy en el país y la provincia no es ajena, necesitan liquidez de trabajo, es decir fondos para salir a comprar hacienda y de esa manera empezar a armar el círculo, que en exportación más o menos para que dé una vuelta el negocio  completo, son alrededor de 60 días”. Para poder concretar ese círculo de exportación necesitan aproximadamente $160 millones, que lógicamente se los deberá otorgar alguna entidad crediticia, dijo.
 
“Eso es lo que nos mostraron a nosotros y nosotros lo que tenemos que hacer es tratar de facilitarles los procesos de que accedan a ese financiamiento con diferentes organismos, multilaterales de crédito”. Por último sostuvo que eventualmente el gobierno del Chaco podrá gestionar e interceder para que logren acceder al crédito, pero “no será el gobierno poniendo plata del Estado chaqueño a favor de la empresa”, aclaró.
 
 
FUENTE: AGROMEAT- www.agromeat.com- 01/08/2018

Languages