Carnes: buscan un estándar sanitario único para todas las provincias

17 de julio de 2018  • 03:00
Un nuevo estándar sanitario único que incluya a todas las provincias: ese fue uno de los resultados de la reunión del presidente Mauricio Macri con la Mesa de las Carnes. Ayer, el salón de la Casa Rosada estaba colmado: a la derecha del mandatario, el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y gran parte de su gabinete.
 
Según el Gobierno, el sector ya refleja nuevas perspectivas de la actividad bovina, con un 10% de aumento de la producción, un 60% de suba en las exportaciones y un incremento en el consumo interno.
 
El presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), Miguel Schiariti, dijo que durante la reunión se planteó que de diciembre de 2015 a hoy, la inflación fue del 90% mientras que la carne aumentó un 50%. "En los próximos meses no habrá modificaciones significativas en los valores del precio de la carne al público", confirmó Schiariti a LA NACION.
 
 
Respecto del estándar sanitario único, se mencionó el trabajo del Senasa junto a los distritos y se destacó el avance en Buenos Aires, donde se auditó el cumplimiento de esas normas en 22 plantas sobre las 39 existentes. "Un trabajo similar se está estipulando con Santa Fe, Córdoba, Salta y Chaco, y ya alcanza al 84% de la faena", afirmaron en la cartera que dirige Etchevehere. Según fuentes consultadas, el objetivo no solo es buscar mejorar el comercio, sino también la salud pública.
 
Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina, afirmó: "Hablamos de mercados como Estados Unidos, donde se espera una señal política que destrabe la situación, y la oportunidad concreta de aumentar volumen y precio con China, pero para eso hay que concluir las habilitaciones de las inspecciones". Y agregó: "También se destacaron los avances para combatir la informalidad, sobre todo con los sistemas de fiscalización y los remitos electrónicos", dijo al salir de la reunión, que comenzó a las 11 y terminó pasadas las 13.
 
Según Agroindustria, con respecto a la informalidad se destacaron los avances en el pago a cuenta del IVA y las cajas negras en los frigoríficos, que "han mejorado significativamente el comportamiento del sector, principalmente en las etapas del productor, el frigorífico y el matarife".
 
"Se está trabajando para obtener un mayor control de la última etapa, que consiste en la trazabilidad de la media res desde los frigoríficos hasta las carnicerías con el Remito Cárnico Electrónico (REC), de aceptación obligatoria por parte de los carniceros", explicaron en la cartera agroindustrial. La AFIP implementará el REC desde el 1° de septiembre, pero las carnicerías tendrán tiempo hasta fin de año para inscribirse y adaptarse al nuevo sistema. Además, un asistente a la reunión dijo que hay voluntad del Gobierno de que, por decreto, se obligue a las cooperativas de trabajo de la industria cárnica a pagar el servicio de ART y ciertas cargas sociales, para equipararse con los frigoríficos.
 
Por su parte, la agencia de recaudación bonaerense (ARBA) comunicó que luego de realizar controles en más de 900 carnicerías del interior de la provincia de Buenos Aires, suspendió la actividad de 303 establecimientos que carecían de inscripción en el impuesto sobre los ingresos brutos, o bien que estando registrados no facturaban sus ventas.
 
Según se supo, una de las demandas que se planteó en el encuentro fue la realizada por la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), que afirmó que actualmente el sector pierde 4 pesos por kilo y se ve perjudicado por el ingreso de carne porcina brasileña.
 
 
FUENTE: LA NACION- www.lanacion.com.ar- 17/07/2018

Idiomas