El novillo de consumo acumula una suba de 24% en dos meses

En una semana irregular, las principales categorías comercializadas en Liniers sostienen el alza de la anterior. El precio real del novillo se mantiene por encima del promedio anual, aunque hay dudas sobre la posibilidad de continuar con esta tendencia frente a una nueva suba de la inflación.
El novillo de consumo acumula una suba de 24% en dos meses
En los primeros días de esta semana, los precios de las principales categorías comercializadas en el mercado de Liniers muestran pocas variaciones sobre la previa, que había registrado cotizaciones en alza. En efecto, mientras que en la anterior los valores se recuperaron entre 5 y 8% para machos y livianos -las vacas no mostraron variaciones-, en ésta, los novillos mantuvieron la mejora, los novillitos aumentaron 2% y los terneros gordos -los que más habían subido en el ciclo anterior- bajaron 2%. En tanto, las vacas vieron su precio aumentar 4%.
 
De esta manera, en dos semanas las cotizaciones aumentaron $2 para los novillos, $4 para novillitos, $3 para terneros y $1 para vacas.
 
 
Mientras que la semana pasada la entrada resultó 5% menor al promedio de un año, en los últimos cinco días hábiles los ingresos acumularon casi 20% más, aunque este número hay que tomarlo con pinzas hasta el viernes, ya que el martes la voluminosa oferta seguramente trató de compensar el feriado de ayer. En tanto, el viernes podría verse otra entrada importante, adelantándose a los anuncios de paro general del lunes y paro de transporte de martes y miércoles, que finalmente fue suspendido.
 
En la comparación de los precios con 30, 60 y 90 días atrás, campean los aumentos de dos dígitos. Entre 10 y 19% en un mes, entre 21 y 29% en dos y entre 17 y 24% en tres. En todos los casos, los aumentos porcentuales menores correspondieron a terneros y los mayores a vacas, precisamente las categorías que venían más adelantada y más atrasada, respectivamente.
 
 
Precios reales
 
Con los aumentos de las últimas semanas, el precio real del novillo, descontada la inflación, logró mantenerse por encima de la trayectoria del promedio móvil de 52 semanas, por cuarta medición consecutiva, lo que no sucedía desde mediados de 2016.
 
 
Puede que este fenómeno permita estabilizar las cotizaciones por encima de la tendencia y revertir el deterioro de los precios reales que se observa en los últimos dos años. Sin embargo, no se puede dejar de mencionar que las probabilidades no son tan auspiciosas, a causa del previsible aumento de la inflación en los próximos meses y un consumo fatigado, cuya débil demanda no podrá ser compensada por las mayores exportaciones que se están registrando.
 
 
FUENTE: VALOR CARNE- www.valorcarne.com.ar- 21/06/2018

Idiomas