ENTREVISTA: Mercado de China amplía posibilidades de negocios para industria cárnica de Argentina

Desde la mirada de los productores de la industria cárnica de Argentina, la ampliación del mercado chino para la entrada de carnes argentinas con mayor valor multiplica las opciones de negocios entre ambos países, avizorando un futuro común "muy positivo".
En el pueblo de Hughes de la provincia pampeana de Santa Fe, a 400 kilómetros al norte de la ciudad de Buenos Aires (capital), está radicada Black Bamboo Enterprises (BBE), una de las empresas frigoríficas con mayor trayectoria en Argentina, que desde 2016 cuenta con la presencia de China en su dirección.
 
En la actualidad, la empresa evalúa la exportación a China de productos con mayor valor agregado como cortes de carne congelada con hueso y cortes enfriados, mediante el sistema de envasado al vacío.
 
Además de ello, trabaja en un producto Premium a base de novillo, según explicó a Xinhua Luis María Medina, gerente General de Operaciones de BBE.
 
“China en los últimos dos años ha triplicado la cantidad de carne de procedencia de América del Sur y de Argentina. China es el primer destino exportador del volumen de Argentina llevando casi el 50 por ciento de las exportaciones, es un mercado que no tiene fin”, indicó Medina.
 
Actualmente, la empresa destina semanalmente 100 toneladas de carne a China, convirtiéndose este país en su primer destino exportador, seguido de Israel y la Unión Europea (UE).
 
“Hay innumerables posibilidades de negocios con China y este país está mejorando cada día el poder adquisitivo de su población; cuando esto pasa, la población lo que quiere es comer mejor y hoy, parte del alimento Premium, es la carne vacuna, y Argentina tiene la carne Premium por excelencia”, destacó el gerente.
 
El 70 por ciento de la facturación de BBE corresponde a ventas al exterior y el 30 por ciento se queda para el consumo doméstico. Sin menoscabo del abastecimiento interno, China ocupa la mitad del porcentaje de las exportaciones de la empresa.
 
Ahora se trabaja en función de venderle cortes de más alta calidad con sistemas de envasado que no descartan el traslado vía aérea.
 
Según Medina, China ofrece muchos nichos de mercado que desde la producción de Argentina se investigan para tratar de incorporarlos a la oferta.
 
Por otra parte, destaca que en los últimos dos años la empresa BBE, bajo conducción chino-argentina, ha logrado rendir al 80 por ciento de su volumen de proceso, generando “una rentabilidad positiva”.
 
Paralelamente a los productos de mayor valor con destino a China, Black Bamboo Enterprises mantiene buena relación con los mercados de Europa e Israel, de los cuales destaca rasgos particulares.
 
“Europa, por ejemplo, solo lleva cortes de la parte trasera (de la res) de muy alta calidad, de donde salen el bife, el cuadril y el lomo; Israel lleva toda la parte delantera del animal, prácticamente el 70 por ciento es novillo y el 30 por ciento es vaca; China lleva una vaca completa, de más edad y con todos los cortes”, señaló.
 
La planta incorpora la trazabilidad a su proceso, avalada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la cual permite observar a través de un código de barras, incorporado al producto envasado, el tipo de corte y origen de la res, además de detalles inherentes a la calidad de la carne.
 
Lo que hace que la carne de Argentina sea altamente valorada en un mercado mundial de competidores como Estados Unidos, Brasil y Australia, son las características “totalmente distintas” de las reses y su terminación natural.
 
“Las carnes de Argentina generan, en pastoreo, grasas blancas y buena terminación de los animales que eso es muy difícil generar en otras partes del mundo. Tenemos animales con muy buena terminación, muy bien engrasados, con muy buen color de carne y grasa solo por pastoreo”, sin el uso de corrales de engorde, aseguró Medina.
 
Black Bamboo Enterprises aspira a aumentar las inversiones en el presente y el futuro, a fin de ampliar la capacidad productiva y expandirse en Argentina.
 
Para ello, cuenta con un estímulo fundamental que es el reintegro de un 5 por ciento de las exportaciones, tras la medida del gobierno argentino de quitar las retenciones a este sector de la agroindustria.
 
En mayo pasado, la planta participó en la feria internacional de exposición SIAL China 2018 junto a más de 27 frigoríficos, donde todas estas unidades productivas contactaron con empresas importadoras para ampliar la red de comercialización de carnes argentinas a China.
 
“Hoy ya tenemos una idea de comercializar con diferentes actores de China, se está armando una red comercial muy importante (…) estamos tratando de generar contactos comerciales externos al grupo y están yendo en muy buen camino”, apuntó el gerente.
 
La idea, según Medina, es también aprovechar al máximo todas las bondades que ofrece el ganado de Argentina, entendiendo que la industria cárnica es diferente al resto de las industrias de agregación pues de un solo insumo derivan muchos productos, en los cuales se trabaja para aumentar la calidad.
 
 
FUENTE: AGROMEAT- www.agromeat.com-22/06/2018

Idiomas