Informe Marzo/2013 Nº146

Según nuestras estimaciones, en marzo de 2013 la faena vacuna se mantuvo en el mismo nivel del mes anterior, unas 991 mil cabezas, y se ubicó 3,3% por encima del registrado en marzo de 2012. Es decir, se faenaron 31.500 cabezas más que un año atrás, avance que se explicó totalmente por una mayor faena de hembras.

De esta forma, ya se cumplieron doce meses consecutivos en los cuales el crecimiento de la actividad sectorial se explicó fundamentalmente por el mayor aumento de la faena de hembras.

En línea con lo anterior, y por quinto mes consecutivo, la participación de las hembras en la faena total llegó a 42,0% en marzo, lo que arrojó un crecimiento de casi 3 puntos porcentuales con relación a marzo de 2012.

La faena total creció en 256,0 mil cabezas con relación a enero-marzo de 2012, de las cuales 75,5% fueron hembras y 24,5% fueron machos.

La participación de las hembras en la faena total pasó de 39,2% en el primer trimestre de 2012 a 42,2% en el primer trimestre de 2013 (+3 puntos porcentuales). Asimismo, este guarismo resultó similar al promedio del último trimestre de 2012, con cual el sector está próximo a dar por finalizada la fase de recomposición de vientres iniciada en la primavera de 2009.

Nuestra insistencia en hablar de la faena de hembras radica, como ustedes saben, en que es éste el elemento que nos dice con mayor antelación cómo será la oferta futura. El origen del aumento de la faena de hembras es el atraso en el precio de la hacienda en general y del precio de los terneros en particular. Para éstos los valores nominales de venta de la presente campaña son inferiores a los de 2010, motivo por el cual se espera nuevamente el inicio de un período de estancamiento del stock o de liquidación de vientres.

El aumento de la faena de vientres que seguramente se dará en los próximos dos meses será la consecuencia de la venta de vacas vacías, luego de los tactos que se iniciarán en el presente mes y seguirán en mayo. Es decir, será un aumento estacional en la oferta de vientres secos y viejos.

En enero-marzo de 2013 se produjeron 680 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) de carne vacuna, es decir 6,9% más que en el mismo período del año pasado. La totalidad del aumento de la producción se explicó por el crecimiento de la faena total, ya que el peso promedio de la res en gancho experimentó una caída de 2,0% anual (a 222 kg/res gancho). En términos absolutos, se produjeron 44.000 tn r/c/h más que en el primer trimestre de 2012.

Del lado de la demanda, los volúmenes exportados durante el primer bimestre mostraron una caída de casi 3,0% anual, según las certificaciones del Senasa, lo que significó un retroceso de 854 tn r/c/h. Suponiendo que en marzo se hubiera mantenido la performance de los primeros dos meses del año, en el primer trimestre del año se habrían exportado 45,7 mil tn r/c/h, es decir 10,0% menos que en igual período del año pasado, lo cual habría liberado 5.038 tn r/c/h adicionales para volcarlas al mercado interno.

Entonces, la combinación de una mayor producción con volúmenes exportados casi ‘estancados’ permitió continuar con el proceso de creciente abastecimiento del mercado interno. La participación del consumo interno en la oferta total de carne vacuna habría llegado a 93,3% en el primer trimestre del año (+1,3 puntos porcentuales anuales), el guarismo más elevado de las últimas dos décadas, por lo menos.

Descargue el informe completo aquí

Idiomas