La faena superaría las 13,5 millones de cabezas

Hay más faena, producción y exportaciones de carne vacuna, pero en base a liquidación de hembras. Es una consecuencia de la baja renta de la cría y de los buenos precios que paga China por la carne de vacas. También comentamos qué se espera para los que meses venideros.
En julio, la faena vacuna tuvo un nuevo e importante salto y todo indica que a fin de año el acumulado será realmente importante. En el séptimo mes del año el ingreso a los frigoríficos sumó 1,12 millón de animales, es decir, 7,6% más que el igual mes del año pasado. La oferta de ganado gordo en lo que va de 2018 resulta alta y el acumulado supera en 9% al de los primeros siete meses del año pasado.
 
En los próximos meses aparecerá en el mercado la hacienda que se está terminando en los engordes a corral y que reemplazará la alta oferta de las vacas que se liquidaron consecuencia de la baja renta de la cría y de los buenos precios que pagan las industrias gracias a la continua demanda de China.
 
Si durante los meses que vienen se confirma la alta oferta de hacienda, la faena al cierre del 2018 habrá acumulado entre 13,5 y 14 millones de animales. Hay que retrotraerse a la época de la liquidación del stock en 2008/2009 para encontrar volúmenes similares.  En efecto, aunque a muchos les cueste admitirlo, se pasó del supuesto “boom” ganadero que algunos anunciaron en el arranque de la gestión Macri a una especia de mini liquidación de los rodeos de cría, al menos en el primer semestre del año.
 
Esa liquidación de hembras estaría comenzando a ceder, ya que se superaron los problemas climáticos y también los tactos. En efecto, según los datos que publica el Ministerio de Agroindustria en julio, la faena nacional fue de 1,12 millón de animales y las hembras representaron el 42% del total, cuando en los primeros siete meses del año el promedio fue 45%, pero con un pico del 47% en junio.
 
De la mano de la reducción de la faena de hembras se afirman los precios de las vacas, la categoría que piden los frigoríficos que venden a China. Los mejores precios pagados por la exportación a ese destino permitieron una muy buena colocación de esos animales, cuyos precios tuvieron una suba mayor en los últimos meses aunque su firmeza se viene consolidando desde antes y justamente es esa importante demanda la que decidió a muchos ganaderos a iniciar la liquidación en lugar de la retención.
 
La suba del promedio de las vacas “buenas” en el último año fue de 35%, pero por los lotes de mejor condición de esa categoría se pagan precios que llegan a superar los $40. Son niveles similares a los que se pagan por los novillos livianos. En tanto, respecto del promedio de agosto del año pasado para la conserva, la suba de precios fue todavía mayor: en algunos casos llega al 50%.
 
La demanda de vacas por parte de la industria es tan firme que en muchos casos su precio supera a lo que paga el mercado de la cría y por eso muchos frigoríficos destacan la cantidad de terneros nonatos en la faena. Hay que tener en cuenta que en la comercialización de gordo los mejores lotes de vacas se venden a $20.000 la unidad, cuando por una vaquillona preñada de rodeo general se paga 10% menos.
 
Precios de los terneros y la oferta futura
El engorde de ganado este año tuvo sus dificultades. La suba de costos complicó mucho la ecuación y el resultado depende, sobre todo, de cómo se venda lo que está comenzando a salir de los corrales. Esa ajustada renta complica el “derrame” hacia la cría, que es el eslabón menos beneficiado de toda la cadena y que claramente fue el que “pagó la factura”. En los últimos 12 meses los precios de los terneros aumentaron menos de 12%, pero el gordo subió poco más de 25%, los precios de la carne 27% y la inflación fue de 31%. Claramente los mayores costos de la alimentación, con un maíz que aumentó el doble que la inflación por las modificaciones en el tipo de cambio, elevaron notablemente los costos del engorde. Eso dejó fuera de carrera a los feedlots más caseros y limitó el poder de compra del resto.
 
Los precios de la invernada van de los 44 a 48 pesos, los mismos que se pagan por los terneros en la venta para faena. Recién en estas últimas semanas, debido a la reducción de la oferta, se empieza a notar cierta firmeza en las cotizaciones del ternero flaco. Esa firmeza, creen los analistas, se mantendrá incluso pasada la primavera ya que en la próxima zafra habrá una oferta menor de terneros. Según esos cálculos y debido a la liquidación de vacas, en la zafra que viene la oferta de invernada será menor y eso permitirá una recomposición más real que nominal de los valores.
 
Producción de carne, consumo y exportaciones
La mayor oferta ganadera se traduce en un incremento de la producción de carne vacuna, que en su mayor parte tiene como destino la exportación.
 
En julio se produjeron 258 mil toneladas, de las que 208 mil se destinaron al consumo interno. Así lo indican las estadísticas del Ministerio de Agroindustria. Esa producción significó un consumo de 56 kilos por habitante y por año para julio. Se trata del promedio más bajo en 12 meses.
 
El consumo promedio baja porque hay más carne que se deriva a la exportación. En los últimos años el crecimiento de las ventas a los mercados internacionales no había afectado el suministro al mercado interno, pero en julio (según se desprende de los datos oficiales) se combinó el incremento de las exportaciones con menos oferta para el consumidor local.
 
Si la producción fue de 258 mil toneladas y el consumo de 208 mil, entonces la exportación el mes pasado sumó 50 mil toneladas, aunque el dato definitivo aún no se oficializó. De confirmarse ese dato se habría dado un nuevo récord mensual en muchos años, al menos sería el mayor registro de toda la era Macri, superando por casi 20% al número de junio, que también había sido récord.
 
El incremento interanual en los embarques de carne vacuna en los primeros siete meses del año fue de 64%. Cabe recordar que a China se envió el 51% del total y otro 11% a Rusia. Además, el crecimiento de las ventas a China, que sobre todo compra carne de vaca, fue superior al 100% y explica en gran medida el crecimiento de este año.
 
La producción de carne vacuna creció en 160 mil toneladas res con hueso en 2018, de las cuales las dos terceras partes se fueron a la exportación y el resto al consumo. Esa canalización de la producción es la que evitó en estos meses que los precios se cayeran y en esa salida comercial están puestas las expectativas de que mejoren los precios de las vacas y novillos, que traccionarían a los de la hacienda destinada al consumo.
 
El crecimiento de la producción de carne vacuna se debe mayormente al aporte que están haciendo las categorías de cría y mucho menos por la oferta de machos. Queda claro porque la presencia de novillos en la faena ronda el 20%, muy por debajo del 30/35% que hubo años atrás. La producción de carne vacuna depende mucho de las decisiones que tomen los criadores y así lo refleja un informe sobre la faena vacuna que publica el Ipcva: “La faena de hembras se ubicó a lo largo del segundo trimestre del año 2018 en el 46,2% de la faena clasificada.
 
En el segundo trimestre del año 2017, la faena de hembras se había ubicado alrededor del 42,7%. A lo largo del segundo trimestre de 2018 se faenaron aproximadamente 1,54 millones de hembras, unas 250 mil más que las faenadas durante el segundo trimestre de 2017 (+19,5%). La faena de hembras, en cabezas, creció significativamente entre los dos períodos mencionados, mientras que la de machos se incrementó de forma bastante más atenuada (+3,5%)”.
 
Encierres a corral y la faena que se viene
Al término de junio, los feedlots tenían encerrados 2,14 millones de animales de acuerdo con los datos que publicado el Ipcva en base a información provista por Senasa. “Ese valor resultó 13% superior al del cierre del segundo trimestre del año 2017, cuando alcanzaban 1,89 millón. Y también resultó 21% superior con respecto al 1,76 millón de cabezas encerradas al cierre del primer trimestre de 2018”.
 
Del total encerrado por los feedlots al finalizar junio, alrededor de 800 mil son vaquillonas y terneras (37,4%), y cerca de 1,03 millones son novillitos, toritos y terneros (48,2%).
 
Por: Nicolás Razzetti
FUENTE: AGROMEAT-www.agromeat.com- 28/08/2018

Idiomas