Los grandes frigoríficos exportadores confían en poder cumplir los requisitos de China

Mario Ravettino, el presidente del Consorcio ABC, que agrupa a los principales frigoríficos exportadores del país, aceptó que el protocolo sanitario firmado recientemente entre la Argentina y China abrió “algún tipo de dudas” en el sector. Pero a la vez expresó su confianza en que la cadena de ganados y carnes pueda cumplir con las exigencias que impuso ese mercado para comenzar a comprar carne congelada con hueso y también cortes enfriados de mayor valor.
 
En diálogo con Bichos de Campo, el dirigente industrial dejó en claro que la mayor parte de la responsabilidad de adaptarse al protocolo chino recaerá sobre los ganaderos que quieren producir hacienda para vender a ese país, ya que en el corto plazo habrá que poner en marcha un Plan Nacional contra la Tuberculosis Bovina y un sistema de trazabilidad individual para los bovinos.
 
El titular del Consorcio ABC reconoció que inicialmente el nuevo protocolo sanitario “nos generó algún tipo de dudas”, aunque consideró que “estamos en una etapa de adecuación y en la elaboración de anexos, en el marco de relación óptima con China, así que creo que una vez superados estos temas técnicos vamos a poder aprovechar estos protocolos, sobre todo el de carne con hueso, donde China demanda más volumen”.
 
– ¿Y no puede haber problema para conseguir hacienda para exportar a China?
 
– No creo, porque este es el mismo protocolo que firmó Uruguay, y está funcionando a la perfección. Solamente habrá que ajustar los detalles técnicos para que quede absolutamente claro y tengamos la total seguridad en el cumplimiento del protocolo.
 
Según  Ravettino, una de las cosas que más habrá que observar es que los campos donde se encuentre algún caso de tuberculosis quedarán fuera de la lista de establecimientos habilitados para China por el largo lapso de un año. “Bueno, en ese sentido hay que acelerar el trabajo de campo, o prever medidas técnicas en materia de sanidad para que ese campo vuelva lo antes posible a la lista”.
 
Añadió que en la Argentina “hay que trabajar de manera seria y responsable en lo que es trazabilidad del animal. Si no vamos a una trazabilidad individual vamos a tener problemas no solo en China sino en una serie de mercados que pueden venir. Así que el desafío es por un lado tener un Plan Nacional de Tuberculosis, para erradicar la enfermedad, y por el otro ir hacia una trazabilidad individual” de los bovinos.
 
Consultado respecto de cuándo podrían concretarse este tipo de exportaciones al país asiático, Ravettino dijo que “una vez que se ha firmado un protocolo, formalmente el país está habilitado para exportar ese tipo de cortes, pero desde el punto de vista administrativo falta que los conceptos de ‘carne congelada con hueso’ y ‘carne enfriada’ estén insertos en el certificado sanitario. Esto puede demorar sesenta días, no más”, sentenció
 
 
FUENTE: AGROMEAT- www.agromeat.com- 05/06/2018

Idiomas