Maquinaria agrícola: le pidieron a Macri que el 60% de los componentes sea de producción nacional

La segunda reunión de la Mesa de Competitividad del sector fue encabezada por el  Presidente y participaron 25 empresarios de este rubro agroindustrial.

A la par de que la principal multinacional de maquinaria agrícola, John Deere, va a tomar el control de una de las más emblemáticas marcas argentinas del rubro, Pla, unos 25 fabricantes de los fierros del campo le pidieron al presidente Mauricio Macri que los equipos importados cuenten con un 60% de integración nacional. Fue en el marco de la segunda reunión de la Mesa de Competitividad de la Maquinaria Agrícola, que el presidente encabezó por primera vez, como suele hacer con la de las Carnes y de otros rubros agroindustriales.
 
También participaron el gobernador Juan Schiaretti; el ministro de Producción, Dante Sica; el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere; el ministro de Industria de Córdoba, Roberto Avalle; el intendente de Córdoba, Ramón Mestre; y directivos de CAFMA, AFAMAC y AFAT, entre otros.
 
El encuentro, realizado en las instalaciones de la firma metalúrgica oleohidráulica Sohipren, fue la primera escala de un auténtico rally cordobés que realizó este lunes Macri, que continuó en la histórica planta automotriz de Santa Isabel (Grupo Renault) donde junto con el gobernador Juan Schiaretti puso en marcha formalmente la producción de Nissan Argentina para su línea de camionetas Frontier NP300. Luego, Macri se trasladó desde Santa Isabel hasta el centro de Córdoba para encabezar el 41º aniversario de la Fundación Mediterránea.
 
Con los fabricantes de maquinaria La fábrica de bombas hidráulicas y válvulas Sohipren, una agropartista pyme que emplea a 146 trabajadores con un perfil altamente exportador (comercializa sus productos a más de 30 países y es proveedora de varias fábricas de tractores y de cosechadoras) fue la sede elegida para darle continuidad al cónclave fierrero con el Presidente, tras dos meses desde el primer encuentro con el sector celebrado en Las Parejas (Santa Fe).
 
Este sector agroindustrial apunta a potenciar el crecimiento, la internacionalización y mejorar la competitividad y para eso consideran fundamental que se reglamente la integración de componentes nacionales en los equipos. El Gobierno presentó un proyecto sobre el tema, que según los rubros llega hasta el 40 % de integración, pero los empresarios del sector lo consideran insuficiente y pretenden que se eleve a un 60%. Incluso propusieron que existan controles y auditorías de cumplimiento y en caso de infracción, se impongan sanciones a las empresas que no respeten el porcentaje de integración.
 
A su vez, le solicitaron a Macri que se potencie el compromiso de los organismos financieros ligados al Estado nacional (como el Banco Nación, el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), etcétera) en la instrumentación de líneas de financiamiento. Se sugirió que la financiación debe estar enfocada a maquinarias que respeten el cumplimiento de integración nacional, para favorecer el desarrollo de la industria nacional y para lograr un uso eficiente de los fondos públicos. Sobre el BICE lamentaron el escaso volumen de operaciones, aunque reconocieron la predisposición de sus directivos.
 
También se abordaron otros aspectos, como los impositivos (se pidió más agilidad en la devolución de saldos técnicos de IVA y que incluyan los gastos de comercialización) y algunos laborales.
 
 
FUENTE: CLARIN- www.clarin.com- 30/07/2018

Idiomas