Matarifes en pie de guerra contra Vidal: "Nos persigue por cuestionarla"

Denuncian multas millonarias por parte de ARBA y advierten que se podría complicar el abastecimiento de carne en la provincia. Duras críticas a la Mesa de Ganados.

Una disputa inesperada surgió en el marco de la Mesa de Ganados y Carnes coordinada por el polémico David Lacroze Ayerza e integrada por representantes de los distintos eslabones de la cadena comercial.
 
Este lunes la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA) salió con los tapones de punta contra la gobernadora, María Eugenia Vidal, denunciando "persecución" por parte de ARBA.
 
Por medio de un comunicado al que accedió LPO, la CAMyA señaló que existe "una política de intimaciones y fiscalizaciones que no hacen otra cosa más que expulsar a los inscriptos a la informalidad".
 
La CAMyA, que es presidida por el dirigente matarife Leonardo Rafael, mostró su malestar por las severas sanciones que emitió el organismo recaudador de la provincia con multas de hasta $ 2 millones.
 
Las críticas apuntaron contra el titular de ARBA, Gastón Fosatti: "Parece que no acepta críticas ni sugerencias y abusa y despliega su poder sobre aquellos que se atreven a cuestionar sus acciones", dispararon.
 
"¿Será que Fosatti intenta que desaparezcan los matarifes chicos y medianos para entregarles todo el negocio a sus amigos?", se preguntó la CAMyA que tiene sede en el Mercado de Liniers y representa al 80% del consumo local.
 
Las críticas no se quedaron ahí. Los matarifes contaron que solicitaron varias audiencias a ARBA e incluso a Vidal. "La gobernadora nos derivó con un director de Comercio desconociendo absolutamente el problema", afirmaron.
 
La CAMyA marcó también diferencias entre ARBA y AFIP después de una serie de pedidos sobre remitos fiscales. "Leandro Cuccioli nos recibió, escuchó nuestras propuestas y tomó decisiones al respecto", dijeron.
 
Cabe recordar que en agosto pasado los matarifes habían denunciado que la Mesa de Ganados y Carnes se transformó en una "usina de buenas noticias que esconde debajo de la alfombra los problemas concretos" de la actividad.
 
La CAMyA advirtió varias veces sobre la caída del consumo interno de carne vacuna que actualmente se ubica en 52 kilos por habitante por año. "Este es el objetivo que deberíamos atender con mayor prioridad", manifestaron.
 
La semana pasada en Balcarce el ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere, proyectó que este año la Argentina exportará un total de 720.000 toneladas de carne vacuna, la cifra más alta desde 2005. 
 
FUENTE: LA POLITICA ONLINE- www.lapoliticaonline.com- 24/09/2019

Idiomas