Microbiomas: llega desde Boston una innovación para mejorar los rindes

El emprendimiento que se erige como la startup de tecnología agrícola más exitosa de la historia, con una recaudación en sus respectivas rondas de capitalización de más de u$s 300 millones, abrió en la Argentina su primera oficina fuera de los Estados Unidos.

Con sede en Boston, la compañía surgida en 2014 y fundada por Geoffrey Von Maltzahn, ya logró la aprobación para comercializar dos productos en el mercado local, que prometen potenciar los rendimientos de cultivos como maíz y soja. De la mano de Carlos Becco, un conocedor de la industria que ya trabajó en grandes compañías del sector como Monsanto o Syngenta, apostará aquí el desarrollo de productos haciendo mayor hincapié en el cultivo de la soja. La compañía se especializa en la innovación en microbiomas, que mediante la aplicación científica identifica microorganismos beneficiosos para la salud de la planta y los aplica a los cultivos mediante tratamientos externos que revisten las semillas.

Según afirmó Becco, la compañía ya tiene en su portafolio identificados 70.000 microorganismos que pueden convivir con los cultivos. "El objetivo es identificar cada microorganismo, entender qué hacen y seleccionar los más apropiados e incorporarlos a la planta para mejorar la productividad", afirmó Becco que adelantó que ya están comercializando un producto que permite a la soja sobrellevar altas temperaturas y períodos de estrés hídrico. "Son productos biológicos totalmente nuevos. En el mercado argentino vemos una gran respuesta, con clientes con gran apertura a productos novedosos", destacó.

La compañía está encarando una etapa de expansión, no sólo en la Argentina sino también en países grandes en producción de cultivos como Brasil, la India o Australia. En el país, la operación ya tiene un equipo de cinco personas, enfocadas en establecer relaciones con los clientes, productores con los que están realizando el lanzamiento comercial. Más allá de la importación de la tecnología, la fermantación se realiza en el país en alianza con otras compañías. "Se va a comercializar no independientemente sino aplicado sobre las semillas", aclaró Becco.

 

Por: Manuel Parera

FUENTE: EL CRONISTA- www.cronista.com- 04/10/2017

Idiomas