Para "achicar la burocracia", el Senasa reduce de 14 a 7 sus centros regionales

El Senasa acaba de dar un paso para "achicar la burocracia administrativa", según destacan en el mismo organismo. Desde mañana, se reducirán de 14 a 7 los centros regionales que el Senasa tiene en todo el país.
 
Hace unos meses, el Senasa, que viene llevando adelante un proceso de simplificación de trámites, desvinculó a 213 personas, si bien luego hubo algunas reincorporaciones. Por otra parte, para ahorrar, la institución, que preside Ricardo Negri, ya puso en marcha una mudanza de oficinas del organismo a sociedades rurales, cooperativas y otros entes ligados al campo. En todo el país suman unas 400 las oficinas. Muchas de ellas estaban en las rurales, pero se fueron a locales alquilados tras la pelea en 2008 del gobierno anterior con el campo por las retenciones móviles. Ahora hay un regreso de esas oficinas. Las oficinas dependen de centros regionales sobre los cuales ahora el Senasa pasó la tijera.
 
La Rural: juran las principales razas y esperan más extranjeros en las ventas por la mejora en el tipo de cambio
"Desde el lunes iniciamos el proceso con la caída de los contratos de varios directores regionales del organismo para pasar de 14 centros regionales a 7, exactamente la mitad. Eso no significa que esas oficinas se vayan a cerrar, sino que más bien es un cambio de operación interno", contó una fuente a LA NACION.
 
Según trascendió, los cambios "son estrictamente de funcionamiento interno" y no afectarán a los productores u otros actores vinculados con la sociedad.
 
"Para la sociedad, la oficina sigue igual que siempre, solo que a los efectos internos pasa a tener otro control administrativo. Estamos reorganizando nuestra forma de estar presente en la operación en todo el país. Senasa no se reduce ni se retira de ninguna provincia sino que modifica su esquema de trabajo", agregó la fuente.
 
En el organismo insistieron en que el cambio apunta a seguir reduciendo la burocracia interna. Sostienen que habrá más agilidad. "Ir de 14 directores regionales a 7 significa menos cargos y menos trabas a la hora de resolver los problemas que se nos presentan todos los días", indicó.
 
En este sentido, remarcan que el organismo quiere reforzar más su rol del control y que el personal esté más abocado a esa tarea.
 
"Pretendemos reducir la burocracia administrativa para que el Senasa realmente tenga la presencia de profesionales en los puntos de control y no una mayoría de empleados detrás de un escritorio", dijo.
 
En el Senasa dicen que, si bien esto puede representar un ahorro por los menores cargos, no lo hacen por ese motivo. "También se ahorra, pero es porque teníamos un difícil esquema en el que cuesta tener control del interior", apuntó la fuente consultada.
 
El Senasa tiene un plantel de 5600 empleados y un presupuesto de $5000 millones, de los cuales $960 millones se destinan a la parte operativa.
 
FUENTE: LA NACION- www.lanacion.com.ar- 22/07/2018

Idiomas