Prevén una alta oferta de hacienda en los próximos meses

Si se faena tanta hacienda en 2018, la oferta de 2019 será obligatoriamente menor y el precio debería subir iniciando una nueva fase del ciclo ganadero.

Fermín Torroba, coordinador de la Comisión de Ganadería de CREA, espera una alta oferta ganadera para el segundo semestre porque hay muchos novillos sin terminar por la seca encerrados en corrales caseros, que serán cargados próximamente. Además, los feedlots profesionales registran un récord de ocupación. Ambos hechos darán lugar a una alta oferta de hacienda gorda.

Al hablar en la reunión "El campo después de La Niña", organizada por la SRA, afirmó que "el precio de una vaquillona preñada solo es un poco más alto que el de una gorda, lo que acentúa la oferta de esta categoría en el mercado. La faena de vacas también es alta por la baja producción de los campos naturales. Por esto, el porcentaje de hembras en la faena está creciendo.

Por su parte, el consultor Teo Zorraquín afirma que "sigue el deterioro de precios y el exceso de oferta de animales en pie; para vender novillos gordos dan cupo para varios días para adelante y los vientres siguen valiendo menos que el año pasado para esta época".

Los campos afectados por sequía llegan con mala base forrajera al invierno, cuidando la hacienda para pasarlo lo mejor posible y eliminando los animales menos aptos. Los terneros de 170 a 180 kilos valen entre 38 y 42 peso por kilo, los vientres preñados usados entre $9000 y $11000. "Los feedlots trabajan con una buena relación de compraventa, aunque con alto costo de suplementación y gastos fijos, pero los corrales se van llenando y aseguran carne para los mostradores en primavera", anticipa.

Precios opacos

"El precio de la hacienda en moneda constante es inversamente proporcional al volumen de la faena", recordó Fermín. La matanza de 2018 podría dar lugar a tres millones de toneladas de carne, un valor alto, con el cual el precio real del novillo podría caer un 16%", calculó Torroba. Expresado de otra manera: el valor del novillo se actualizará en menor medida que la inflación en 2018.
¿La exportación puede traccionar y modificar este comportamiento previsto? Sólo en parte. Torroba cree que solamente le puede poner un piso a la caída, si se mantienen las actuales condiciones macroeconómicas y del comercio internacional de carnes.

Cambio de ciclo en 2019

Si se faena tanta hacienda en 2018, la oferta de 2019 será obligatoriamente menor y el precio debería subir iniciando una nueva fase del ciclo ganadero, con retención de hembras y machos.

"Si la faena de 2019 produce sólo 2,6-2,7 millones de toneladas de carne, el precio debería subir 27 por ciento en términos reales", según los cálculos desarrollados por Torroba.

¿Qué deberían hacer los empresarios en este escenario? Primero, entender que la sequía acelera el ciclo ganadero y magnifica sus variaciones. Segundo, interpretar que hay un cambio de fase entre 2019 y 2020. Recién en ese momento habrá recuperación de valores.

En ese escenario, no hay una sola estrategia ganadera. "Cada uno debe tener claro que está en un negocio de ciclo y que no conviene hacer lo mismo que los demás", aconsejó Torroba.

"Pueden generarse oportunidades que exigirán tener un presupuesto financiero muy ajustado para aprovecharlas. También habrá que fijarse un precio objetivo de venta de lo que se compre y analizar la rentabilidad esperada según los costos de producción de cada empresa", concluyó Torroba.

 

FUENTE: AGROFY NEWS- news.agrofy.com.ar- 30/04/2018

Idiomas