Argentina hace lobby en la Unión Europea para no perder parte de la cuota americana