Debilidad de las monedas y del ganado en Brasil presionan al Novillo Mercosur