Las retenciones ya son oficiales: cómo alcanza a los productos del campo